9 jun. 2015

Hace mucho tiempo que quiero volver por el blog, pero no sabia cómo. Creo que si os digo que lo que me ha tenido apartada del blog ha sido bueno para mi, eso hará que se os pase antes el enfado que debéis tener conmigo por desaparecer sin decir nada.

Mirando el blog veo que mi última entrada fue de Septiembre, en pleno viaje a Tailandia. Desde entonces he hecho muchísimas cosas: me he embarcado en proyectos nuevos (que estoy disfrutando enormemente), he cocinado mucho, he disfrutado increíblemente de los míos, he viajado muchísimo (ay…algún día os contaré mi viaje en Noviembre pasado a Nueva York con mis hermanas y nuestras mejores amigas. 7 mujeres solas en NY!) y hasta he planeado ya nuestro próximo viaje a Tailandia (tan buen sabor nos dejó el año pasado que este año volveremos).


Os dejo de aperitivo dos fotos del famoso viaje a Nueva York, aun sabiendo que me van a matar mis hermanas y amigas por colgarlas!




Y todo esto a la vez que seguía con mi trabajo, mis clases de Máster y mis viajes frecuentes Madrid-Sevilla-Madrid….

Tener un blog implica trabajo, pero la verdad es que da muchas satisfacciones y una oportunidad estupenda para compartir experiencias, recetas…Así que tendré que ver cómo organizarme para no volver a desaparecer.

¿Y qué os traigo hoy? Pues unas galletas que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. Me encantaron cuando las vi en el blog de SweetSugarBelle y unos meses más tarde, mi amiga Julia me regaló un cortador de “bote de galletas”. Y al final, no me he podido resistir….


Es una galleta bastante grande (pero genial para los más pequeños, así tocan a más!). Me parecen muy graciosas….La receta de la galleta, la de siempre que podéis encontrar aquí, y para la glasa, hace ya tiempo que uso la que recomienda tanto Julia (Postreadicción) y que lleva: 160 ml de agua, 45 gr de polvo de merengue, 950 gr de azúcar extrafino y un chorrito de sirope de maíz.



Ahora si, os dejo por hoy! Pero recordad que durante todos estos meses de “ausencia” he cocinado muchísimas cosas, que os prometo ir trayendo por aquí.

Muchos besos y hasta muy pronto (Paty, ya estoy aquí!!)

Natalia 

3 comentarios:

Cocina con albamar dijo...

Que bonitas te han quedado.!!!
Y la verdad que yo también lo tengo el mio algo abandonado!!!

laurilla fondant dijo...

NY! Me encanta, he estado allí tres veces y estoy deseando volver. Esos botes de galletas son muy graciosos, y están genial, menudo control que tienes con las galletas! Un beso ;)

Julia Guarch dijo...

¡Te han quedado chulísimas Natalia! Me encantan ♥
Y me alegra verte de nuevo por aquí :-)
Besos,