26 dic. 2013

Galletas de Jengibre

¿Os habéis fijado en el muñequito de mi blog? Si…es un hombrecito de jengibre. Y a pesar de que el sabor de las galletas de jengibre me gusta mucho, nunca las había hecho en casa. Hasta esta semana.

La culpa, como siempre, es de mi amiga Julia de Postreadicción. Hace unos días estuve en uno de sus cursos de galletas en Sevilla. Hicimos varios modelos de galletas decoradas…pero sobre todo, pasamos un rato genial. No lo puedo evitar: soy una fanática de sus cursos! Se aprende tantísimo, y encima se lo pasa uno tan bien, que siempre vale la pena hacerlos.

El caso es que entre las galletas que hicimos, decoramos unas de jengibre. E hicimos la masa allí mismo, por lo que le perdí el miedo completamente. Y esta semana me he lanzado. Tengo que reconocer que por falta de melaza, utilicé miel normal, y me quedó la masa un pelín más blanda de lo esperado, pero bueno, el resultado final fue bueno, y el sabor exquisito!


Las decoré como nos enseñó Julia (con stencil), y prometo repetirlas estas fiestas…porque han volado. Je, je, je...en la foto de abajo parece que ha habido un pequeño terremoto. Es que se las galletas tenían vida propia y se movían!


Me despido por ahora pero aprovecho para desearos unas estupendas Navidades y espero que tengáis un año 2014 lleno de felicidad. Y como siempre, mil gracias por seguir ahí!

Besos,


Natalia 

10 nov. 2013

Galletas de Encaje

Soy una enamorada de las galletas de encaje que hace Nadia (de My Little Bakery). ¿Las habéis visto? Madre mía, me parece que tienen un trabajo increíble! Alguna vez he sido tan osada como para intentar hacerlas, pero me ha salido un churro considerable.

Pero siempre están en mi mente: galletas de encaje, galletas de encaje, galletas de encaje….

Así que cuando el otro día vi en Tartelette (una tienda de cocina que hay en Tres Cantos que tiene todo lo que te puedas imaginar para la cocina!) una especie de alfombrilla de silicona para usar como molde de encaje….no me pude resistir! Es de la marca Silikomart, que tiene unas cosas preciosas, la verdad.

Hay diferentes modelos, y es muy sencillo. La misma marca comercializa un preparado para hacer una especie de glasa que poner sobre el molde (Silico Mix®); te aseguras bien de que queden rellenos todos los huequitos del molde y lo horneas 10 minutos. Quedan una especie de blondas que luego solo tienes que poner sobre la galleta.


Esta semana, un 10 para mi sobrina Rocío, que se especializó en alisar perfectamente la mezcla sobre el molde para que quedaran blondas de encaje perfectas! Echamos una pizca de colorante rosa en el preparado de azúcar y así nos quedaron unas blondas rosas, pero se pueden hacer de cualquier color.


Vale, es una especie de “engaño” a las galletas de Nadia, pero tengo que reconocer que además de resultar muy fáciles de hacer, quedan muy resultonas para una merienda y de sabor están riquísimas!

Bueno….os dejo por ahora. Mucho ánimo para la semana que empieza! Yo a ver si me recupero en lo que queda de domingo del enorme catarro que tengo. Pero tranquilos, nada grave. Ya veréis como cuando vuelva por aquí, estoy al 100% otra vez!

Muchos-muchos besos!! (sin bacterias…)


Natalia 

3 nov. 2013

Galletas de Halloween 2013

Halloween no es una fiesta que me guste especialmente, pero desde que tengo sobrinos, tengo que reconocer que le voy cogiendo más el puntillo…. Este año no iba a estar la tarde del 31 de Octubre en casa, así que tenía que dejarles mi “legado”.

Por eso, antes de irme dejé preparadas y repartidas estas galletas. La masa…la de siempre. Y la decoración, la hice con la receta de glasa del blog Sweetopia, que me encanta porque queda muy compacta y me hace la decoración muy fácil.


Y mientras escribo esta entrada, a 3 de Noviembre ya…puedo asegurar que las galletas han volado!


Muchas gracias desde aquí a mi sobrina Ali, que me ayudó mucho con las de araña: le encantan! Ella eligió muchas de las combinaciones de colores, y así han quedado de bonitas.





Fantasmas, calabazas, gatos negros….¡todo vale si es para dar miedo!


Mis favoritas son las de fantasmas….¿y las vuestras?


Espero que hayáis tenido un fin de semana largo y muuuuuuuy agradable (sin sustos, ni miedos ni percances!).

Nos vemos muy prontito. Mucho ánimo con la semana que empieza!

Besos,


Natalia 

28 oct. 2013

Galletas decoradas para Álvaro

El mes de Septiembre ha sido muy malo para mi familia y para mí, pero a mitad de mes, fue el cumpleaños de mi sobrino Álvaro. Y como no estábamos ninguno para celebraciones…el pobre ha tenido que esperar más de un mes para recibir sus galletas de cumpleaños.

Pero ya las tiene (bueno, las “ha tenido”, porque ya se las ha comido y todo!). Le hice un centro con globos y pollitos (que me encantan) y unas cuantas galletitas pequeñas con el número 7 (cumplió 7 añazos) y otras con el 5, que es la edad de su hermano Rodrigo.



Como siempre que hago galletas, he recordado lo mucho que me gusta decorarlas y lo que me relaja. Parece mentira! Es verdad que implica preparar un montón de cosas, teñir glasa, preparar mangas y biberones, etc…pero luego se pone uno a decorar y vuela el tiempo!

Las fotos no son muy buenas, pero no quería dejar de enseñároslo.

Y ahora un poco de “crónica social”, que llevo mucho tiempo sin escribir…

Hace poco estuve en Italia, en Cinque Terre. Totalmente recomendable!Son un grupo de pueblecitos costeros a cual más bonito (Vernazza, Manarola, Riomaggiore, Portovenere…).


Estos pueblos están en un parque natural impresionante para pasear, y claro, no pudimos dejar de hacer una súper ruta por un paisaje precioso.



Fueron unos días estupendos: nos quedamos en una casa rural en Beverino que no podía ser más bonita, y como teníamos coche de alquiler, hicimos escapadas a Florencia y Milán. La dueña de la casa rural nos recibió con unas botellas de vino y una tarta hecha por ella con una mermelada de uvas de la zona con un sabor muy-muy perfumado!!


En resumen....un fin de semana largo de lo más variado y agradable.

Espero que os gusten las fotos y que hayáis tenido un fin de semana estupendo. Vale…es lunes, pero esta semana sólo tiene 4 días laborables. Mucho ánimo!

Un besazo y hasta pronto,


Natalia 

20 sept. 2013

La vuelta: mini-entrada

Para los que me habéis regañado por estar desaparecida…ya estoy aquí. Aunque no os lo creáis….os he echado de menos! Espero que sigáis por aquí. Reconozco que lo he tenido muy abandonado, y que me repito con lo de tener lío, pero es la pura verdad. Los meses de verano han sido horribles de trabajo y de cosas adicionales, y a duras penas me ha dado tiempo a hacer nada de mi afición preferida.

Pero ya estoy de vuelta, y además he tenido unas vacaciones estupendas en mi Portugal querido que me han venido de cine. Este año hemos hecho Oporto, São Pedro de Moel y por supuesto, Lisboa. No sé qué sería de mi vida sin mis paseos por Lisboa, con su luz tan especial!! Qué gente tan estupenda, qué comida, qué paisajes, y qué dulces tan buenos…

Oporto:


São Pedro de Moel

Lisboa:





Pero bueno, volviendo al blog: que ya estoy aquí otra vez, que estoy de vuelta con mucho entusiasmo y con muchas ganas, así que muy pronto empezaréis a ver entradas nuevas. Tengo una lista de cosas pendientes de hacer, así que ya solo me falta ponerme a ello. Y una de las primeras cosas serán unas galletas decoradas para mis sobrinos Álvaro y Rodrigo, que cada vez que me ven me preguntan por ellas! Son unos fanáticos de mis galletas…

Y para terminar esta mini-entrada, os dejo una foto de mi moto nueva.  Estoy como loca con ella…tanto que Paco quiso inmortalizar el momento de la entrega. Si nos vierais a la puerta de la tienda haciendo fotos con todo el mundo mirando! Me encanta, y la estoy disfrutando muchísimo, ahora que todavía hace buen tiempo. Así que si veis por Madrid una loca en una moto verde…esa soy yo!


Os dejo por ahora, pero como ya he dicho, volveré con nuevas cositas. Ya lo estoy deseando!

Un beso enorme,


Natalia 

11 ago. 2013

Galletas Pintadas

Es increíble la de cosas positivas que me ha aportado esta afición de la repostería (incluyendo la decoración de galletas): la gente tan estupenda que he conocido, lo que me entretiene el blog, lo mucho que disfruto haciendo galletas y dulces y regalándolos después, las cosas que he aprendido… Podría seguir así durante un buen rato!

Hacer diferentes cursos ha sido para mi otra de las estupendas experiencias: por la gente que conoces, las cosas que compartes, lo que aprendes y en general el rato tan agradable que se pasa! El último que he hecho fue uno de decoración de galletas pintadas. Tengo que reconocer que era muy escéptica: como ya he dicho en otras ocasiones, pinto muy mal. Así que unos días antes escribí a Vanina (de Vivalatarta), que era quien impartía el curso y le dije que por favor me confirmara que no hacía falta saber pintar (porque entonces…iba lista!).

Vanina es un auténtico encanto: tan dulce, tan paciente y con tan buen gusto que a pesar de estar casi 5 horas pintando galletas, cuando salí de allí me supo a poco!


Y ahora me he enganchado: es verdad que ahora en verano no estoy haciendo tantas galletas, pero ya estoy deseando hacer una tanda de galletas pintadas a la vuelta de las vacaciones.

Mirad qué cosa tan bonita….


Perdonad que presuma de ellas, pero es que estoy muy orgullosa del resultado!


Los pequeños desperfectos que veis en algunas de ellas tienen su explicación: aquel día fui al curso en moto, y desde allí me fui a buscar a Paco a Atocha: pues bien, recién terminadas mis galletas, las metí en la caja que me dio Vanina con cuidado y metí la caja en el cajetín de la parte de atrás de la moto… Atravesé todo Madrid a 38º… Cuando llegué a Atocha y abrí la caja para comprobar cómo estaban, aquello era un “batiburrillo”. Pero bueno, las he conseguido salvar bastante.

Y lo importante es que aprendí todos los detalles y truquitos que pienso aplicar en las siguientes. 

Hoy es domingo…y me queda menos de una semana para las vacaciones; no veo el momento de que lleguen, la verdad!!

De todas formas, sabréis de mí antes de que me vaya. Un beso fuerte y espero que estéis pasando un verano de cine.


Natalia 

22 jul. 2013

Bica


Ya sé que llevo muchos días sin dar noticias…lo siento! Tengo muchísimo lío en el trabajo, compromisos familiares, viajes… y no me queda mucho tiempo libre. Y con este calor, cuando paro un ratito, solo me apetece descansar con una coca cola bien fresquita!

Pero hacía mucho tiempo que quería hacer una bica. La bica es un dulce gallego exquisito: es una especie de bizcocho mantecado de consistencia espectacular. La bica es tan popular en Galicia que en Puebla de Trives (Orense), incluso tienen una fiesta anual dedicada a ella que se celebra el último domingo del mes de Julio.

Y como se acercaba la fecha de la fiesta, me he decidido a hacerla. Hay muchas recetas de bica disponibles, pero yo me he decidido por la que os traigo hoy. Aunque tengo que reconocer que me ha gustado tanto el resultado, que pienso repetir la experiencia probando con diferentes recetas.


Yo no he utilizado canela (y mira que me gusta la canela…), pero esta primera he preferido que fuera de sabor natural. Y me ha encantado el resultado. Sabe a una mezcla de sobao y bizcocho artesano…no sé, es difícil de explicar, así que lo mejor es que os animéis a hacerla; es sencillísima.

Ingredientes:
200 gr de mantequilla derretida
400 gr de azúcar
4 huevos
200 ml de nata para montar (>35 % de materia grasa)
400 gr de harina de trigo
2 kits de sobres gasificantes de Mercadona (2 sobrecitos de los blancos y dos de los morados)

Se mezclan los huevos con el azúcar y la mantequilla bien, hasta que quede una mezcla bastante densa y bien integrada. Se añade la nata líquida (sin montar ni nada) y se bate todo bien con unas varillas.

En un recipiente aparte se mezcla la harina con los 4 sobres de gasificante (2 blancos y 2 morados). Se tamiza la mezcla bien y se añade poco a poco a la mezcla que ya teníamos, integrando toda la harina bien. Se pone la masa en un molde para horno y se espolvorea la superficie con azúcar glas (esto hará que se forme la costrita dura que es tan característica).

Se hornea la bica en el horno precalentado a 160º durante casi una hora, hasta que esté bien hecha.


Lo que más me ha gustado de todo es que se conserva genial con el paso de los días, así que para desayunar varios días, resulta exquisita.

Os dejo por hoy. Espero que tengáis una semana estupenda!

Muchos besos y hasta pronto,

Natalia 

6 jul. 2013

Galletas Decoradas de Mariposas

Esta semana ha sido un poco rara para mí: muy intensa, pero muy interesante. Aparte del trabajo he tenido bastantes compromisos personales y no me ha dado tiempo ni a publicar ni a cocinar! Pero lo he pasado genial: en especial, todavía recuerdo mi cena del pasado miércoles…qué bien lo pasé.

Siento mucho haber tenido el blog abandonado tantos días, pero es que de verdad que no me ha dado la vida. Pero aquí estoy!

Hoy os traigo unas galletas de mariposas que hice hace unos días. Me gusta mucho este cortador, y las mariposas de colores me recuerdan al veranito y al calor. Ay…qué pena de aquellos veranos largos, cómo los echo de menos! Los pasábamos siempre en la Sierra de Madrid, en casa de mis padres, todos los hermanos juntos. Teníamos nuestras pandillas y la verdad es que lo pasábamos en grande!


Ahora son mis sobrinos los que disfrutan de esas estupendas vacaciones, y nosotros seguimos yendo siempre que podemos.

Así que estas galletas están dedicadas al recuerdo de mis vacaciones en Matalpino. La tela de florecitas fue un regalo de mi amiga Julia (mucho ánimo guapa, llevo toda la semana pensando en vosotros).


 Ya sé que todos tendemos a utilizar las mejores galletas para las fotos….pero en mi caso, éstas son las únicas que me dejaron vivas. El resto volaron antes de que pudiera hacer las fotos!

Bueno, pues os dejo por ahora. Espero que disfrutéis muchísimo del fin de semana. Un beso muy-muy grande!  


Natalia 

21 jun. 2013

Baicolis

Como os prometí, cuando colgué la entrada anterior ya tenía en mente mi siguiente post, que es el que traigo hoy. Esta entrada tiene dos cosas buenas: receta nueva y diferente y descubrimiento de una tienda chulísima en Sevilla. Vamos a ello!

Los “Baicoli” son un dulce típicamente Veneciano. Son como una galleta fina y seca. Tienen la peculiaridad de que aguantan muchísimo tiempo si se conservan en una lata, y como son bastante secos, están muy ricos si se mojan en un café (si es un capuccino ya ni os cuento!) o en “zabaglione”, otro postre típico italiano que es una crema hecha con yema de huevo, vino dulce y azúcar.

La primera vez que mis padres fueron a Venecia, nos trajeron baicoli de regalo. Y desde entonces empezó mi relación de amor con ellos. Cada vez que he ido, los he comprado (para nosotros y para regalar). Y mi mejor amiga, Paty, los probó de pequeña en casa y les ha cogido el mismo cariño: ella también se los compra cada vez que tiene oportunidad! Y claro, en nuestro último viaje, no podíamos fallar. Así que nos liamos la manta a la cabeza y compramos tres latas! (para mis padres, para Paty y para nosotros). No sé si os lo he confesado alguna vez, pero a mi me encantan las cajas y las bolsitas. Y la caja de los baicoli (que es muy típica), me chifla! Tengo varias en casa, y siempre les encuentro utilidad! Son éstas:


La gracia de la lata es que lleva siendo la misma desde hace más de 30 años, que es cuando mis padres los compraron por primera vez.

Y nada más volver, me puse manos a la obra para intentar localizar una receta de baicoli en la red. Y la encontré en el blog Manzanas Rojas. Y el pasado fin de semana me puse manos a la obra. Qué divertido! Aquí está el resultado:


Salen un montonazo (aun a pesar de los muchos que nos comimos Paco y yo mientras los hacíamos…), pero como ya os he dicho, se conservan muy bien en una lata.

Ingredientes:
300 gr de harina de trigo
125 ml de leche
15 gr de levadura fresca
40 gr de mantequilla
50 gr de azúcar
1 clara de huevo
1 pizca de sal

Se templa la mitad de la leche y se deshace la levadura en la leche. Luego se añade la mitad de la harina y se mezcla bien. Se añade la sal y un poco más de leche si hiciera falta. Se hace una bola con la masa y se deja reposar una hora en un recipiente tapado con un paño de cocina.

Pasada la hora, se añade el resto de la harina, el azúcar, la mantequilla y la clara de huevo a punto de nieve. Se amasa durante 10-15 minutos más añadiendo la leche restante poco a poco. Se forman 4 barritas con los extremos redondeados y se dejan reposar otra media hora en la bandeja donde las vayamos a hornear.

Las barritas subirán de tamaño, que es lo que buscamos. Pasada media hora, se hornea a 170º-180º hasta que estén hechas (unos 15 minutos).

El toque final consiste en lo siguiente: cuando las barritas estén frías, se cortan rebanadas muy finas y se ponen en la bandeja del horno. Se hornean a 160º durante un máximo de 5 minutos por cada lado y se sacan. Se dejan enfriar sobre una rejilla. Y ya están listos para servir.


No sé qué pensaréis, pero yo estoy totalmente enganchada! Para mí son un vicio: me como uno y ya no puedo parar de comerlos… Y como veis, lo de mojarlos en un capuccino lo cumplo a rajatabla!


Lo siguiente que os tengo que contar es que he descubierto una tienda estupenda de cosas de cocina en Sevilla: La Guinda Florinda. Hasta ahora me costaba trabajo encontrar algunas cosas de repostería en Sevilla. Pero esto ha dejado de ser un problema. Tienen de todo: moldes, cápsulas, libros de repostería creativa, ingredientes….vamos, el paraíso! Y que conste que no me llevo comisión!! Pero es que estuve el Sábado y me quedé maravillada. Creo que fue la primera de muchas futuras visitas!

Vale….ya os dejo en paz! Que tengáis un estupendo fin de semana, y que volváis pronto por aquí en busca de nuevas historias.

Un beso grande,


Natalia 

8 jun. 2013

Galletas de Médicos

Aquí estoy otra vez, con nuevas galletitas y crónica social de mi último viaje.

Como ya os conté, hace unas semanas me operaron y todo salió estupendamente. Pero lo mejor es como me trataron todos mis médicos durante el proceso de diagnóstico y durante la intervención en sí. Fueron todos increíblemente amables, y pensé en hacerles unas galletas decoradas como regalo.

Y “é voila”! Dicho y hecho. Encontré la idea en el blog “Experimentos con Azúcar” y preparé dos lotes: uno para la Dra. F (que fue la que me diagnosticó mi problemilla)


y otra para el cirujano, el Dr. J-E.



Esta semana se las llevaré, y espero que les gusten. Y aprovechando que hacía galletas decoradas de agradecimiento a mis médicos, pensé que mi dentista también se merecía unas, que además es muy seguidora del blog y esta semana también tengo visita con ella. Ya os contaré qué me dicen todos!


Y dos líneas para mi última escapada: el fin de semana pasado estuve en Bolonia y desde allí nos cogimos un tren a Venecia, así que pasamos el sábado paseando tranquilamente entre canales venecianos...
 





 y el domingo visitando Bolonia.


Esta son las vistas desde una de las torres de Bolonia a la que subimos…nada más y nada menos que 497 escalones! Por poco me da algo, je, je…


La verdad es que fue un fin de semana estupendo: diferente, con buen tiempo y con una comida estupenda!

Ya tengo mi próximo proyecto en mente…en breve os lo traeré! Un beso muy-muy fuerte, y como hace mucho que no os lo digo….muchas gracias por estar ahí.


Natalia