3 nov. 2013

Halloween no es una fiesta que me guste especialmente, pero desde que tengo sobrinos, tengo que reconocer que le voy cogiendo más el puntillo…. Este año no iba a estar la tarde del 31 de Octubre en casa, así que tenía que dejarles mi “legado”.

Por eso, antes de irme dejé preparadas y repartidas estas galletas. La masa…la de siempre. Y la decoración, la hice con la receta de glasa del blog Sweetopia, que me encanta porque queda muy compacta y me hace la decoración muy fácil.


Y mientras escribo esta entrada, a 3 de Noviembre ya…puedo asegurar que las galletas han volado!


Muchas gracias desde aquí a mi sobrina Ali, que me ayudó mucho con las de araña: le encantan! Ella eligió muchas de las combinaciones de colores, y así han quedado de bonitas.





Fantasmas, calabazas, gatos negros….¡todo vale si es para dar miedo!


Mis favoritas son las de fantasmas….¿y las vuestras?


Espero que hayáis tenido un fin de semana largo y muuuuuuuy agradable (sin sustos, ni miedos ni percances!).

Nos vemos muy prontito. Mucho ánimo con la semana que empieza!

Besos,


Natalia 

4 comentarios:

Vero dijo...

Holaaaa, cómo estás? Estas galletas son terroríficamente chulísimas!!!!! Me han encantado! Yo sigo con el miedo a la glasa en el cuerpo, pero todo se andará :) Biquiños guapa y cuídate muchooooo

celebraconana dijo...

Hola nena!

Qué alegría venir a visitarte! A mi tampoco me emociona el tema Halloween, pero es verdad que con niños no queda otra que adherirse a estas modas... me chiflan tus galletas!!! Mis favoritas, las calabazas.... tengo que probar esa receta de glasa, que la mía no me acaba de convencer...

Un beso enorme y hasta pronto!!!!
Ana

Anónimo dijo...

Muy bonitas. Como ves, sigo aquí. BSS ML.

Charo González-Haba Valle dijo...

qué bonitas y qué pena comérselas no???