7 abr. 2013


Vuelvo con otro dulce Portugués. La repostería Portuguesa es exquisita, y si ya he compartido con vosotros en el pasado recetas como la del bolo de arroz o la sericaia, hoy traigo otro bollo que está de muerte. Es el “Pão de Deus”.


Es una especie de bollo suizo pero con coco por encima; fundamental que os guste el coco tanto o más que a mi! (que ya es decir).

No es nada complicado, pero es de esas recetas que hay que hacer con tiempo y cariño. Mi primer intento (el pasado fin de semana) fue fallido….y acabaron todos en la basura (quedaron duros como una piedra!). Y es que los hice con prisa y sin cumplir los tiempos de levado recomendados.

Pero esta vez, si que me han salido. Anoche lo tomamos recién hecho, y bueno, el sabor y la textura eran impresionantes.

La receta la he sacado de Internet, de la página “Saborintenso”, pero he modificado la manera de hacerlo.

Ingredientes (para 6 bollos)
250 gr  de harina de fuerza
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
75 gr de azúcar
1 huevo
15 gr de levadura fresca
50 ml de leche templada
Ralladura de naranja

Para la cobertura de coco:
1 huevo
1 cucharada de leche
50 gr de coco
2 cucharadas de azúcar
Azúcar glas para espolvorear al final


Lo primero que hay que hacer es una bola con la leche caliente, un poco de harina y la levadura desmigada. Se deja esa bola en un cuenco con agua caliente. Crecerá hasta duplicar su tamaño en unos 10 minutos.

Para hacer estos bollos he utilizado la amasadora de Lidl. Me encanta!! Es la de 25 euros. En la amasadora se mezcla la mantequilla con el azúcar, luego se añade la harina tamizada, la ralladura de naranja, el huevo batido y por último la bola de levadura. Se amasa todo bien y se deja en un cuenco tapado con un paño de cocina limpio y en un sitio calentito. Cuando la masa haya doblado su tamaño, se vuelve a amasar y se le da la forma de los bollitos (como si fueran suizos). Se dejan tapados con el paño otra vez hasta que doblen su tamaño.

Cuando hayan crecido, se untan con huevo batido con cuidado (sin apretar el pincel para que no se bajen). En el cuenco donde tenemos el huevo batido se echa el coco, el azúcar y una cucharada de leche. Se mezcla bien (queda como una masa grumosa por el coco). Con mucho cuidado se pone bastante masa por encima de cada bollito (bueno, a mi es que me encanta el coco…por eso yo aprovecho y pongo mucho!). Se hornean durante unos 25 minutos con el horno a 160º (bueno, en realidad hasta que los veáis hechos).

Se ponen a enfriar sobre una rejilla y cuando estén fríos, se espolvorean con azúcar glas.


Bueno…esto ha sido un descubrimiento para nosotros, porque siempre que íbamos a Lisboa nos volvíamos con algunos Pão de Deus y otros tantos bolos de arroz que congelábamos para tomarlos de vez en cuando en el desayuno. Ahora ya no hace falta esperar a nuestros viajes a Lisboa para disfrutarlos (aunque seguiremos yendo, sin duda!). 

Mañana Lunes….mucho ánimo para esta semana! Yo ya mismito estoy de vuelta…

Besos y hasta mi vuelta!

Natalia 

2 comentarios:

Celebra con Ana dijo...

MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM, qué ricos y que buena manera de empezar la semana!!! Me ha encantado tu propuesta, a ver si encuentro el momento para practicarla... por supuesto con la amasadora de LIDL de 25 euros.... yo también la tengo!!!!

Besos... estamos en contacto!

Sara Granja dijo...

Me encantan los dulces portugueses yo visito mucho ese país y siempre cae alguno son exquisitos!! ñaaaam

(También me encanta el bacalao)juju

Apunto la receta que me encantan!

http://lunaressobreelmantel.blogspot.com.es/