6 dic. 2011

Cuando era pequeña, al lado de casa de mis padres había una pastelería que hacía unas pastas rellenas de fresa que estaban riquísimas. La masa sabía mucho a vainilla y la fresa del relleno le daba un sabor estupendo. La pastelería cerró hace años, y mis hermanas me piden muchas veces que les haga estas pastas. Hace unas semanas, hice unas cuantas para el fin de semana y me las llevé a casa de mis padres: volaron, y mis hermanas se quejaron de que no hubiera hecho más.



Pero ahora uso una nueva técnica!!! No sé a vosotros, pero cuando hago galletas decoradas, cuando vuelvo a amasar los recortes, no importa si paso el rodillo varias veces, al hornear las galletas que me salen de los recortes de masa me suben bastante más en el horno que las originales (las que recorto por primera vez). Así que este fin de semana, que he horneado bastantes galletas para decorar con motivos de Navidad, he aprovechado los recortes para hacer pastas. Lo que hago es quitarle los aros que tiene el rodillo como tope para las galletas decoradas (con los que quedan más gruesas) y paso el rodillo con los aros más pequeños y así logro una plancha de masa bastante fina. Con ella hago las pastas. Es decir, que la masa es la misma que utilizo para las galletas decoradas, y luego sólo varío el relleno!

Éstas las he hecho con relleno de mermelada casera de fresa y con una capita fina de chocolate. A la capa de chocolate esta vez le he puesto unas cuantas bolitas “enanas” plateadas y doradas que compré el otro día en Lidl por menos de un euro (una caja bastante grandecita…es decir, que tengo bolitas para aburrir). Y tengo que reconocer que desde que me he puesto a escribir este post ya me he comido dos de las galletas de chocolate pequeñas…A ver cuántas les llegan  a mis hermanas esta vez!





Desde luego…más aprovechamiento de la masa no se puede hacer. Las pastitas pequeñas salen del centro que le quito a la tapa de las pastas de fresa.

Probadlas, que están riquísimas, de verdad.

Hasta muy prontito!!

Natalia

2 comentarios:

Julia dijo...

¡Te han quedado preciosas! parecen de pastelería artesanal totalmente ¡me encantan! ¿les has puesto mermelada normal, despùés de hornear?

Y qué bonita también la servilleta de Navidad.

Besos,

-Elena- Dulcekoala dijo...

Madre mia Natalia, tienen una pinta para morirse! ! quiero dos!! una de mermelada y otra de choco!!