19 dic. 2011

Hace un mes aproximadamente le hice a un amigo mío unas galletas de invierno para que regalara a sus clientes (tiene un establecimiento público). No sé cuánta gente las habrá disfrutado….porque ahora me he enterado de que a mi amigo le gustan tanto que se está comiendo él la mayoría!!


Y me hace muchísima gracia, porque resulta que a él “no le gusta el dulce” (y sé que es verdad… No le he visto nunca comer nada dulce). Pero dice que las galletas le encantan y se ha enganchado a ellas. Así que yo feliz, porque sea él o sus clientes, a alguien le gustan mis galletas!


Y como consecuencia de esas galletas me llegó otro “encargo” especial este fin de semana: mi madre me pidió que le hiciera unas cuantas galletas para compartir con sus compañeras de flamenco. Y yo encantada con el encargo: al fin y al cabo tengo oportunidad de hacer las galletas (que es lo que me gusta) y sé que éstas tienen  destinatario. Y el destinatario final de estas galletas me encanta: es un grupo de señoras estupendas que todos los años participan bailando flamenco en un festival benéfico. Llevo años yendo a verlas y cada vez lo hacen mejor! Pasan todo el invierno preparando el festival. El del verano pasado fue espectacular, así que chicas, mucho ánimo ensayando el de este año!


Para ellas he hecho estos copos de nieve y estas manoplas: la base es la misma que las que hice para mi amigo, pero he cambiado un poco la decoración añadiendo azúcar en grano que simula nieve en los copos y el elástico de las manoplas. Y qué apropiadas!! Porque menudo frío está haciendo en Madrid éstos días. Como siempre, me lo he pasado genial haciéndolas, decorándolas y preparando la entrega. El miércoles las recibirán, espero que les gusten.

Dentro de poco...Navidad!!! Qué ganas…

Natalia 

3 comentarios:

Xocolat and co dijo...

Son sencillas y monísimas.
Besos.
Susanna

Hélène dijo...

Hola Natalia,
Estan super guay tus galletas, si pudiera hacer unas como las tuyas!!!
felices fiestas

Julia dijo...

¡Qué bonito regalo!

Besos,