6 jul. 2014

En mi último viaje a Nueva York el pasado mes de Mayo, pasé casi media mañana encerrada en la tienda “NY Cake Supplies” comprando enredos…y entre las cosas que me compré, una de ellas fue un cortador de ranita que me gustó.

Y a la vuelta, lo tuve que estrenar!! Sabéis que me encanta viajar (ya os contaré nuestro último viaje, el fin de semana pasado a Tánger. Me encantó!! Pero eso, y las fotos…en la próxima entrada!). Bueno, pues volviendo al tema de hoy, mi familia me repite continuamente que parezco “la rana viajera”.


 Así que no se me ocurre mejor un título mejor para esta entrada y para mis galletas. La verdad es que no solo me gusta viajar….también me encantan los mapas del mundo. Tengo por todas partes: en alfombrilla en mi mesa de trabajo, en formato “póster”, en mi despacho en la oficina (bueno, ese en concreto me tiene la guerra declarada y se cae continuamente…), bolas del mundo con y sin iluminación….

Aquí tenéis a mis ranitas viajeras, que acabaron en la tripa de Álvaro y Rodrigo, unos de mis mayores fans de galletas!


Os dejo por hoy: que paséis un estupendo final de Domingo. Muchos besos y hasta pronto!


Natalia 

2 comentarios:

Julia Guarch dijo...

¡Qué ranitas tan simpáticas!
Besos,

Merchi dijo...

Hola Natalia;
Que bonitas quedan estas ranitas, son super simpáticas y todo un acierto para los peques que seguro se las comeran encantados de la vida.

Besines