24 feb. 2013


Si, vale…ya se que no estoy innovando mucho respecto a mi entrada anterior (la receta de las magdalenas), pero es que éstas tienen mucho de especial.


Este fin de semana lo hemos pasado al 100% con mis sobrinas en casa (hacía tiempo que no se quedaban a dormir el Viernes y el Sábado con nosotros). Pero es que es un plan que se repite desde hace años: el día que ellas vuelven de esquiar, se vienen directamente a casa (vestidas de esquí y todo!) y se quedan a dormir aquí.

Ha sido un fin de semana glorioso, de los que hacía tiempo que no pasaba! El viernes llegaron ellas (un poco cansadas, eso sí): cenamos todos juntos, luego se dieron una duchita y la verdad es que nos acostamos pronto porque estábamos cansados. El sábado hice magdalenas de limón para mis padres y un bundt de naranja para Pilar.

Y por la tarde nos fuimos al cine a ver “Rompe Ralph”: no os podéis imaginar lo que me gustó la película. Está muy bien hecha, y súper entretenida. De todas las que he visto con ellas, “Up” y ésta sin duda han sido las mejores.

Y luego…cenita en casa y noche de peli!!

Y esta mañana, Ali se ha despertado bastante pronto y me ha ayudado a hacer estas magdalenas con pepitas de chocolate. Tenía unas cápsulas muy al estilo de Ali (con haditas…) y hemos decidido estrenarlas. Las compré hace ya mucho tiempo en una tienda en Copenhague que me recomendó mi amiga Julia: “Panduro”. Las hay en varios países, pero me parece que España todavía no. Aún así, tienen página web, por si queréis cotillear, aquí.

La tienda es el auténtico paraíso de las manualidades! Yo no la conocía, pero desde el momento que Julia me habló de ella, estuve pensando en visitarla en un descanso de trabajo. Por suerte tenía una muy cerca del hotel, así que repetí la visita y compré varias cositas, entre ellas estas cápsulas.


El problema con muchas de la cápsulas que compras y que son tan bonitas es que suelen ser finas, y con la grasa de la receta se ponen feísimas. Así que lo que hemos hecho nosotras ha sido utilizar unas cápsulas duras blancas debajo y poner las decoradas por fuera.

Y éste es el resultado final. 



Mis sobrinas se quieren llevar las magdalenas al colegio mañana para compartirlas con sus amigas….pero yo no sé si llegarán!

Espero que os guste el resultado y que cotilleéis la página de Panduro, ya veréis qué de cosas preciosas!

Un beso fuerte!

Natalia 

2 comentarios:

Celebra con Ana dijo...

Menudo fin de semana, Natalia guapa! Sé que lo habrás disfrutado un montón, partiendo de la base de que eres la super tía del mundo!

Menuda pintaza tienen esas magdalenas y esas pepitas de choco, y qué monas las cápsulas.... si es que esta Julia no hace más que tentarnos... je, je, je....

Muchos besos y hasta mañana ♥

ManzanayCanela dijo...

Qué ricas, Natalia! Me encantan las magdalenas sencillas para desayunar, pero si encima tiene algo de chocolate... Ñam!
Besitos!
Montes