16 sept. 2012


Esta mañana me he levantado nerviosa por estrenar la heladera. Llevo todo el verano queriendo hacerme helado de yogur casero y en busca de la heladera, y esta semana que por fin me llegó, tuve que salir de viaje por trabajo. Así que hasta el fin de semana no me he podido dedicar a ello.

Pero lo he conseguido. Me chiflan los helados de yogur…Y tenía muchas ganas de hacerlo casero para asegurarme de que sea bien natural: mucho yogur y poca nata!

Antes de irme a Alemania dejé hecho el azúcar invertido. El azúcar invertido es estupendo para los helados, porque evita la recristalización y le da una textura súper suave. Además se conserva muy bien, con lo que podéis hacerlo y almacenarlo en un bote con cierre hermético. Se puede utilizar en muchas otras recetas (sustituyendo una pequeña parte del azúcar por azúcar invertido). Hay diferentes recetas en la red, pero yo he utilizado ésta:

Azúcar Invertido
1 sobrecito de acidulantes (sobre blanco: ver nota)
150 ml de agua
350 gr de azúcar
1 sobrecito de gasificante (sobre morado: ver nota)
Nota: los sobres los venden en Mercadona. Están junto a la harina, en una caja morada. Se llaman “Gasificante Litines” y cada caja trae 8 sobres de los dos tipos.

Se mezcla el azúcar con el sobre blanco de acidulantes y se añade el agua. Se calienta la mezcla hasta que empiece a hervir; en ese momento se retira del fuego y se deja enfriar. Cuando esté templado se añade casi todo el sobre morado (excepto un poquito). Se formará mucha espuma blanca, pero según se vaya enfriando, la espuma desaparecerá y quedará un líquido amarillento con aspecto de jarabe:


Y ya os digo: se conserva muy bien en un frasco con cierre hermético y seguro que lo utilizaremos en más recetas!

Y ahora ya voy con la receta que he utilizado para el helado:

Helado de Yogur
4 yogures griegos naturales azucarados
2 cucharadas soperas de azúcar invertido
2 cucharadas soperas de nata montada

Se mezcla todo bien en un bol y se pone en la heladera. Yo la he tenido 30 minutos, la he parado unos minutos para mezclar bien el helado que se había quedado pegado en las paredes y la he vuelto a poner otros 10 minutos. Mirad, ésta es mi heladera en acción!!


La verdad es que ha sido muy fácil y el resultado ha sido estupendo! Como todavía sigue haciendo calor, lo hemos tomado de postre y…genial! Además, como sólo he puesto una pizca de nata montada, no ha resultado nada pesado.



Ahora pienso seguir haciendo pruebas! A ver si consigo hacer uno de mis favoritos: el de menta y chocolate. O el de mango, turrón, vainilla, plátano….Ay madre! Esto va a ser mi perdición!

Bueno…poco a poco! Menos mal que otro de mis planes inmediatos es apuntarme a un gimnasio. Mañana mismo lo hago.

Bueno, miles de besos y que tengáis una estupendísima semana!

Natalia 

6 comentarios:

Los dulces de Claudia dijo...

a mi tambié el helado de yogur me encanta porque se le puede añadir diversa fruta o miel
bs

Sandra dijo...

Mi primer intento con el helado de yogur fue un poco malo, voy a seguir tus proporciones a ver que tal me sale.
Un beso

Vero dijo...

La heladera forma parte de mi lista de deseos pendientes, entre la panificadora y la yogurtera! Con esta receta, la heladera coge ventaja :)
Biquiñossss

Vero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tartearte dijo...

Que rico!! Tienes un premio en mi blog.un besito

www.tartearte.blogspot.com

Celebra con Ana dijo...

Natalia, me he venido de visita por primera vez gracias a Julia y creo que ya no voy a dejar de volver!
Enhorabuena por tu Blog!!!! Soy fan tuya a partir de ahora.
Besos!!!
Ana