28 jun. 2012

Hola! Estoy feliz!!!!!! Motivos resposteros, como siempre....

Os cuento: para la receta de hoy, que llevo haciendo muchos años, siempre he levantado las claras a punto de nieve a mano, porque así me quedaban súper-compactas, que es lo que me interesa. Pero hace unos días hice por primera vez el tiramisú con ayuda de mi Kitchen Aid. Mientras yo mezclaba los ingredientes, la KA levantó las claras de manera impresionante! Qué alegría, con la de veces que me he tirado más de 20 minutos levantando las claras a mano.


Esta receta me la pasó mi amiga Paty hace tiempo, y a ella se la dio a su vez una amiga italiana, Sonia.

Los ingredientes son los siguientes:
4 huevos (claras a punto de nieve….siiii, ¡cómo me gusta decirlo ahora!)
1 tarrina (250 gr) y media de queso Mascarpone
8 cucharadas de azúcar
1 paquete de bizcochos Cuétara (de los duros con azúcar)
Café negro
2 cucharadas (o 3!) de whisky
Chocolate amargo en polvo
Chocolate negro troceado pequeño (como si fueran grumos)

Mientras las claras se iban levantando a punto de nieve solas, yo mezclé en un cuenco las yemas de los huevos, el azúcar y el queso Mascarpone (removiendo bien con unas varillas para que se integre sin problemas). Por último se añaden las claras a punto de nieve con movimientos envolventes.

En un plato hondo se ponen dos tazas de desayuno de café negro (tiene que estar frío) mezclado con el whisky.

Se van mojando los bizcochos en la mezcla de café y whisky y se colocan en una fuente haciendo una capa compacta. Una vez completada la primera capa se echa por encima la mezcla de huevos, azúcar y queso dejando que caiga por los lados de los bizcochos. Se pone por encima otra capa de bizcochos mojados en café y se cubre bien con una última capa de la mezcla de huevos y queso.


Yo suelo espolvorear la superficie con chocolate en polvo ("Valor" amargo) y lo meto en la nevera. En el momento de servir, me gusta echar además por encima chocolate negro troceado pequeñito. En este caso, no hice este último paso porque…la verdad….no tenía chocolate para trocear! Fallo tremendo, lo sé!!

Un truquito: la mezcla de huevos, azúcar y queso no tiene que quedar muy líquida. Lo digo porque en este caso a mi me quedó un pelín líquida (le eché por error casi una tarrina y tres cuartos de queso Mascarpone, en lugar de sólo poner una y media). De sabor quedó exquisita, pero si que es verdad que los bizcochos de la última capa se quedaron un poco “como flotando” hasta que se cuajó la mezcla en la nevera.


Pero vamos, repito: de sabor quedó riquísima. Y con esta tarta, dejo oficialmente cancelada la operación biquini!!!

Menos mal que he vuelto a empezar a andar todas las mañanas mis 45 minutos de costumbre (lo había aparcado temporalmente). Y este fin de semana, me voy a hacer senderismo! Eso si…como es por tierras extremeñas, ya estoy soñando con tomarme unas migas con huevo frito y chorizo!!!

Si es que no tengo remedio…

Esta vez, me despido hasta la semana que viene. Sé que tengo pendiente de publicar la segunda parte de las galletas del Bautizo de Pablo, pero esta semana he querido traer una receta fresquita diferente a las galletas.

Que tengáis un estupendo fin de semana. Muchos besos calurosos!!!!

Natalia 

5 comentarios:

los dulces de Claudia dijo...

me encanta el tiramisú, qué bueno se ve, un postre ideal para el verano
bs

Fondant Project dijo...

Que pinta! seguro estaba delicioso =)

La verdad es que es un lujo poder tener una maquina que monte las claras, la nata etc.. por ti jajaja

Vero dijo...

Me pasa como a Claudia. Adoro el tiramisú!!! Te ha quedado fantástico!!! Ay, la kitchen aid! de momento me tengo que conformar con mi amasadora Bonnman, peeeeroooo sueño con ella, jjajajjajja.
Disfruta de tu fin de semana por esas bellas tierras. Es un planazo!Biquiñosss :)

Mireia Llorca dijo...

Ommmmm!!! Este tiramisu tiene muy buena pinta ^^ Un dia tendre que atrevirme con el.

besos!
http://lesgourmandisesdemireia.blogspot.com.es/

Julia dijo...

¡Qué rico! Me chifla el tiramisú y este tiene que estar increíble.

Besos,