3 mar. 2012

Creo que ya he comentado alguna vez que mi sueño de desayuno es el pan con aceite…Desde hace ya muchos años, el desayuno es para mi un auténtico ritual (sin duda la comida que más disfruto). Me tomo mi tiempo: me preparo un buen café, un zumo, y pan tostado con aceite de oliva virgen (que además me gusta ir variando de marca…) y a relajarme!
Pero ahora llevo unas semanas en las que estoy comiendo menos y ni siquiera el desayuno me inspira….así que anoche me dije: voy a prepararme un bizcocho a ver si así desayuno un poco mejor! Y dicho y hecho…bueno, no tan fácil, que por primera vez en mi vida, cuando tenía el bizcocho en el horno y al ver lo mal que “evolucionaba”, me di cuenta de que no había echado levadura…

Así que a las 23:00 de la noche me puse a hacer el segundo, y éste si salió bien…y muy rico! Ya he dado buena cuenta de él esta mañana!


Utilicé la masa que uso siempre (la podéis sacar de aquí) pero a un tercio de la masa le eché chocolate negro fundido. Cuando rellené el molde, puse una capa de masa de limón, luego eché la masa mezclada con el chocolate y lo cubrí con otra capa de masa solo de limón.



El toque de chocolate se lo di por mis sobrinas, que siempre les gusta más. Y ellas también le han dado muy buena nota al resultado!

Así que animaos, que no se tarda nada y es muy socorrido!

Que paséis un estupendo fin de semana y hasta muy pronto!

Natalia 

1 comentario:

Xocolat and co dijo...

Tiene muy buena pinta!!
A mi también me pasa, hoy mismo he tenido que repetir un pastel y me da mucha rabia pero al final ha quedado perfecto.