4 may. 2012

Vuelvo a mis orígenes! Si recordáis, mi aventura “galletil” empezó por hacerle galletas a mi sobrina Alicia para su Primera Comunión. Ahora, un año después, acabo de volver a mis orígenes.

Esta semana os traigo una copia de las galletas que le hice a mi sobrina y que he repetido para Leire, que hace la Comunión mañana.



Para quienes quieran saber los ingredientes de las galletas (por temas de alergias y demás), pinchad aquí y los tenéis (incluso tendréis la receta completa por si animáis a hacerlas!).




Hacer galletas no es complicado, pero requiere tiempo y ganas. Personalmente tengo que reconocer que a mi me relaja mucho hacerlas.

Espero que a Leire y a sus invitados les gusten estas galletas. Todavía me acuerdo de mi sobrina Rocío y de su amiga Clotilde, que en la Primera Comunión de Alicia, se comieron 8 galletas cada una!! Aún me pregunto como nos le dio algo malo aquella noche…

Muchas felicidades Leire y que lo paséis genial mañana!

Natalia 

1 comentario:

Sara Ayuso dijo...

Maravillosas galletas y un buen recuerdo de comunión.
Un abrazo y me hago seguidor del blog
besos