28 dic. 2012

Fiesta de Cumpleaños con Taller de Galletas


La semana pasada fue de aupa! Entre el trabajo, mis viajes y toda la repostería que hice…llegué a las fiestas agotada. Pero luego he podido descansar mucho y relajarme.

Y una de las cosas que organicé la semana pasada, y que no pude publicar, fue una fiesta de cumpleaños que preparé con mi hermana Rocío para el cumple de mi sobrina Ali. Desde hacía tiempo queríamos organizar un taller de galletas para la fiesta de cumpleaños de mi sobrina, y por fin lo hemos hecho.


Vinieron doce niñas de 10 años, que la verdad, se portaron estupendamente. Yo había horneado un montonazo de galletas unos días antes: 4 galletas grandes y 3 pequeñas para cada niña. Aparte de las niñas del cumpleaños, también estaban mi sobrina Rocío, mi hermana Rocío y yo de “profesora”, así que en total horneé más de 100 galletas!


Además de poner un plato con galletas para cada niña, puse en el centro de la mesa varios vasitos con decoraciones para que las niñas los tuvieran a mano. También puse unos vasos con los utensilios que tenían que usar  (palillos y pinzas). Rellené varias mangas pasteleras y biberones con glasa de colores…y esperé a que llegaran!


Como último toque puse unos platitos con chuches para ir picando. Estaban riquísimas!!



Lo pasamos estupendamente decorando galletas, y me dejaron muy impresionadas con su creatividad! Mirad que guapísimas salen aquí algunas de las invitadas...y en la foto de abajo en plena decoración!



Y aquí unos platos con algunas de las galletas que decoraron. La verdad es que pasamos un rato estupendo, y las niñas disfrutaron un montón.




Aparte de la fiesta, la semana posada hice 4 bundts de naranja para regalar y 2 tiramisús. Ah!! Y se me olvidaban...unas cuántas galletas decoradas que hice para Paula, la hija de mi amigo Julián y para llevarnos nosotros de vacaciones. Así que creo que me tenía bien merecido el descanso repostero que he hecho!



Espero que hayáis tenido unas felices Navidades y os deseo todo lo mejor para el nuevo año, y que vuestras ilusiones se cumplan en compañía de todos los que os quieren y a los que queréis.

Y yo….volveré pronto! Un beso ENORME!!!

Natalia

18 dic. 2012

Galletas de Roma


Hace unos meses estuvimos un fin de semana en Roma: siempre es una pasada estar en Roma! Italia tiene para mi un encanto especial, especialmente Roma, Florencia y Venecia. Así que cuando podemos escaparnos (aunque sea un par de días) a alguna de estas ciudades, lo disfrutamos muchísimo.

En este viaje paseamos muchísimo por la ciudad (estamos súper “andarines”), y yo terminaba cada día diciéndole a Paco que tenía las piernas cargadas. Pero aún así no quisimos renunciar a recorrernos toda la ciudad andando. Visitamos los mismos sitio de siempre: el Vaticano, Piazza Venecia, Fontana de Trevi, Plaza de España….fuimos a los mismos restaurantes (en concreto hay uno que ya consideramos como “nuestro restaurante” donde ponen una pasta de escándalo!) y vamos…disfrutamos cada minuto de nuestra estancia allí.

Y como prometí hacer unas galletas “recordatorio” de nuestro viaje, aquí están.


Las primeras son de dos de los sitios que más me gustan: la Fontana de Trevi y el Coliseo. Las he hecho con fondant impreso.


Esta otra es de uno de los descansillos del hotel donde estuvimos: ya sé que para vosotros no tiene mucho sentido….y lo mismo puede estar hecha en Roma que en Cuenca! Pero para nosotros tiene un significado especial…tened paciencia que ya os lo contaré!


Y este es Flavio, un amigo que nos hicimos (hijo de Bárbara y Francesco). ¿Habéis visto que mofletes tiene Flavio? Es un muñeco! Perdón por la calidad de las fotos...son de móvil (bueno, la del Coliseo no, pero las demás si).


Bueno, pues con esto queda cumplida mi promesa. Espero que os gusten: a mi hacerlas me ha servido para recordar mi estupendo fin de semana en Roma que espero repetir pronto.

Ay…que ya no queda nada para las Navidades!!! Pero bueno, espero volver antes con una nueva entrada y así enseñaros más cositas.

Muchos besos!!

Natalia 

12 dic. 2012

La Navidad


Siempre me ha gustado muchísimo la Navidad. Sin embargo, este año pasé unos días en los que pensaba no poner el Belén (que ya es significativo….porque eso es lo que más me puede gustar del mundo). Pero un día, a finales de Noviembre, me desperté con un impulso incontrolable de ponerlo, y lo hice! Así que lleva ya puesto varias semanas, y estoy contentísima de haberlo hecho.

El Belén en mi familia es una tradición: vengo de una familia muy unida (muy-muy-muy unida) y os cuento hasta qué punto es una tradición… Mi abuela Gloria ponía un Nacimiento enorme en Zafra con unas figuritas pequeñas muy especiales. Cuando mi padre y mis tíos crecieron, mi abuela repartió el Belén y le dio a cada hijo unas cuántas figuritas. Con el paso de los años, mis padres encontraron un puesto de Navidad de los de la Plaza Mayor de Madrid donde vendían las mismas figuritas (hechas en Murcia). Es el único puesto donde las han visto! Y desde entonces, cada año Paco y yo hemos ido comprado figuritas para aumentar nuestro Belén.


Lo divertido es que mis hermanas han ido haciendo lo mismo con sus familias, de manera que todos tenemos el mismo Belén en nuestras casas. Cambiamos la disposición, pero las figuras son exactamente las mismas, y las mismas que las de mis padres. El Belén de mis padres combina las figuras que recibieron de mi abuela con las que luego han ido comprando ellos.


Las figuras tienen colores muy vivos, y eso hace que quede un Belén muy colorido y alegre.


Siempre me ha hecho mucha gracia el niño Jesús...parece que le han puesto un huevo frito en la cabeza! Es la figura que menos gusta (demasiado psicodélica!), pero no puedo fallar y poner otro...


Y tenemos hasta noria con agua!! Un año pusimos un río con agua corriendo de verdad, pero se me desbordó y por poco me cargo el arcón sobre el que suelo poner el Belén. Así que ya me he dejado de inventos raros... 


Bueno, pues como veis hoy mi entrada es para enseñaros nuestro Belén. Mil millones de gracias a mi sobrina Rocío que me ayudó mucho este año a ponerlo…vamos, que casi lo puso ella entero!

Espero que os guste. Si…ya sé que esta entrada no tiene receta, pero me apetecía mucho enseñároslo. La siguiente entrada….unas galletas que tenía pendiente de hacer y que por fin he hecho!

Muchos besos y hasta dentro de unos días! Ay qué frío hace…..

Natalia 

5 dic. 2012

Bundt de Limón


Me encanta hacer bundts: aparte de que están buenísimos, los moldes que utilizo son tan bonitos que quedan impresionantes y la gente los alaba un montón!

Hace un tiempo publiqué mi primer bundt (uno de naranja) que había hecho en un molde Nordicware que me había comprado. Desde aquel (no exagero) he hecho más de 20 bundts! He variado la receta, los ingredientes, los sabores….y los moldes! Y hoy os traigo la receta del bundt de limón con un molde nuevo.



El primero de limón lo hice para Pilar, y le encantó el sabor. Como está en plena fase de recuperación de una enfermedad, necesita muchos dulces y mucha energía. Así que cada semana intento hacerle algún postre.

Y es que de verdad: la textura de este bizcocho es estupenda y además dura bastante tapado con un film (si encima lo mantenéis dentro de la nevera, mejor que mejor!). Hay gente que me ha dicho que incluso congela el bizcocho en trozos y lo saca un ratito antes de comérselo, y que se mantiene perfectamente. Pero la verdad….donde esté un bizcocho recién hecho…que se quite lo demás! Y si encima es con una taza de chocolate caliente (con el frío que está haciendo), un auténtico placer!!

Pues nada, lo dicho: a animarse a hacerlo. Os dejo la receta para que lo tengáis tan-tan a mano que os pongáis ya mismo a ello!



Ingredientes:
3 huevos XL
200 gr. de azúcar
200 gr. de harina de trigo + 50 gr. de maizena
2 cucharaditas de levadura en polvo
Zumo y ralladura de limón
1 brick pequeño de nata para montar (>30% de materia grasa)
1 pizca de sal

Mezclar los huevos con el azúcar y añadir el zumo de limón y la ralladura. Tamizar la mezcla de harina, maicena, levadura y sal y montar la nata con un poco de azúcar.

Añadir la mitad de la mezcla de harinas al huevo batido con azúcar hasta que se incorpore todo bien. Después, añadir la mitad de la nata montada con movimientos envolventes. Por último, incorporar el resto de las harinas y de la nata montada.

Precalentar el horno y untar un molde con aceite. Hornear a 180ºC sin ventilador hasta que al pincharlo con una aguja, ésta salga limpia.

Una vez hecho, sacar el molde del horno y dejar enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.

Para los que tengáis puente (yo me he pedido el viernes…qué ganas!), espero que lo paséis estupendamente y que descanséis muchísimo! Yo volveré la semana que viene: me tomo unos días de descanso “bloguero”, pero volveré.

Muchísimos besos!

Natalia