30 nov. 2012

Bolos de Arroz


Ay mi Portugal querido…..Vuelvo con una receta Portuguesa: los bolos de arroz.

La primera vez que fui con Paco a Portugal, en uno de los desayunos probamos los “bolos de arroz”. Me quedé fascinada con el sabor: es como una magdalena pero con harina de arroz, y la textura resulta diferente a nuestras tradicionales magdalenas. Su forma también es especial: son más altitos y con azúcar por encima (bueno, algunas magdalenas también tienen azúcar).


Así que cuando me decidí a hacerlos en casa, lo primero que tuve que hacer fue comprarme los moldes apropiados. Esto fue muy fácil: bazar que te crió (los archi-conocidos “todo a un euro”). Y allí encontré unos moldes cilíndricos que son en realidad para emplatar, pero que cubiertos con papel de hornear, hacen la función perfecta de molde para los bolos de arroz. Y a un euro….


Y luego hacerlos, pues súper sencillo, la verdad. Seguid leyendo….

Ingredientes (para 12 bolos de arroz)
300 gr. de azúcar
150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
25 gr. de levadura
Ralladura de limón
300 gr. de harina de trigo
150 gr. de harina de arroz
6 huevos batidos y completar hasta un volumen total de 500 ml con leche

Se mezcla el azúcar con la mantequilla reblandecida, la ralladura de limón y la levadura. Se añade la mezcla de 6 huevos + leche (en total debe tener un volumen de 500 ml) y se bate bien hasta lograr una consistencia cremosa. Después se añaden las dos harinas hasta que se integre todo bien.

Se llenan los moldes hasta los 2/3 de su capacidad y se meten al horno (precalentado durante 15 minutos a 200ºC) durante 5 minutos. Después se baja el horno a 170ºC y se hornean hasta que estén dorados. Cuando ya hayan subido (pero antes de que empiecen a coger color), se abre un poco el horno y se echa azúcar por encima a los bolos de arroz.

Y aquí están!


Tengo que decir que quedaron riquísimos! La tarde que los hice conté con un pinche de cocina muy especial, que dio buena cuenta de ellos según salieron del horno y los alabó muchísimo.

Antes de hacerlos en casa, cada vez que íbamos a Portugal veníamos cargados con bolos de arroz; pero ahora ya no tenemos que esperar a ir allí para comerlos. Qué peligro para nuestra figura!!!

Bueno, pues os dejo por ahora con mucha alegría (ya es viernes!!). Y si…tengo plan para este fin de semana, uno chulo y especial. Ya os lo contaré…

Nos vemos otra vez muy pronto, prometido!

Muchos besos,

Natalia 

25 nov. 2012

Mini Merengues


Os describo mi situación del otro día: Domingo, 8 de la tarde y mis sobrinas Rocío y Ali en casa. Me miran con cara de buenas y me dicen…”Nati, si te proponemos hacer merengues, nos dices que ahora no, ¿verdad?”. Y me derrito por dentro (y por fuera) y les digo que “vale”.

Y cuando tenemos las claras a punto de nieve me dicen: “Claro….que es muy tarde para teñirlos y darles color…¿verdad?”. Y vuelvo a babear como una tonta… “Venga….vamos a teñirlos y a darles sabor de chicle”.

9 menos cuarto de la noche: relleno dos mangas (una rosa y otra blanca) y hacemos merengues bi-color grandes. Nos salen 6 que no llegan al momento foto…

Y por desgracia, gustan tanto, que ideamos hacer merengues pequeñitos de sabores para meter en bolsitas y que le puedan llevar a sus amigas del colegio.

Y el otro día fue “el momento de hacerlos”.


¡Cómo lo disfruté! Nos pusimos una coca-cola (un zumo para ellas), unas patatas…y a trastear!

Los hicimos de dos sabores: cereza y sandía. Alicia pidió que fueran pequeñitos para que no llenaran mucho, así que yo…¡a sus órdenes!

Los rosas son los de cereza y los verdes los de sandía.



Mientras se horneaban, hicimos unos carteles con los nombres de sus amigas y el muñeco de jengibre del blog, y luego los embolsamos y cerramos las bolsitas. Para hacer todo esto conté con su ayuda (es la parte que más me gusta). Bueno…miento. La parte que más me gusta es ver lo mucho que se emocionan de ayudarme y de participar en mis proyectos. Y lo mucho que me ayudan!

El resultado final fue éste:


 Y según me han contado, sus amigas del colegio quedaron encantadas.

Cuando empecé a escribir esta entrada me consideraba una “tía pringada”….pero la verdad es que me considero una privilegiada de poder disfrutar tanto de mis sobrinos!

Escribo esta entrada recién vuelta de Cáceres. Vengo MUY IMPRESIONADA!! Sabéis que Extremadura me gusta muchísimo, y Cáceres no lo conocía (si…una vergüenza!). Pues este fin de semana hemos estado por allí: qué maravilla de ciudad, qué gente tan amable, qué comida tan estupenda, qué paseos….lo he pasado fenomenal! Mañana me toca Lyon por trabajo…pero me voy con el buen sabor de boca de un fin de semana genial en una ciudad impresionante a la que sin duda volveré muy pronto!



Aquí os dejo unas fotos….aunque todo esto hay que verlo en directo.



Y ahora ya sí que os dejo …pero ya sabéis que volveré…¿verdad? Muchos besos!

Natalia 

20 nov. 2012

Macarons: Segundo Asalto…


¡Hoooooola! ¿Estáis ahí? ¿Os acordáis de que hace un tiempo hice mi primer intento con los macarons? Si…fue un desastre. Tan desastre que ni los rellené, y aunque de sabor estaban ricos, acabé tirando la mayoría.

Desde entonces he sufrido muchas “presiones” para que los repitiera, y el otro día me lancé a ello. Vamos a ver: tengo que reconocer que todavía están muuuuuuuuuy lejos de ser los macarons que venden en las tiendas….pero, una vez más, de sabor están muy ricos! Y como no hay dos sin tres, espero que la próxima vez que los haga me salgan perfectos, tanto de sabor como de presentación.


Esta vez si que llegué a rellenarlos, pero como todavía no eran “perfectos” de aspecto y tenía por aquí a mis sobrinas para ayudarme (con algunas prisas), los rellenamos de manera rápida de lo siguiente: nocilla (madre mía….qué rica está!), mermelada de fresa, mermelada de mango y crema de limón (tenía un bote de lemon curd que compré en mi último viaje a Londres).


Lo bueno de repetir esta receta es que creo haber identificado las cosas que hacen que mis macarons no sean todavía como yo quiero que sean. Una de las cosas que he descubierto es que me encanta una alfombrilla de silicona que me compré en la tienda Casa para hacer macarons (y que me costó 2 duros!) frente a la esterilla Lekué que te venden por casi 18 eurazos!!!

Otra cosa a mejorar es la consistencia de la masa: al incorporar las claras a la mezcla de azúcar y almendras creo que removí demasiado y las claras se bajaron bastante.

Tercero…el tiempo de reposo. Aunque en el libro que yo utilizo para hacerlos (“Macarons”, de El País Aguilar) pone que se dejen reposar entre 15 mn y una hora antes de hornear, yo la próxima vez los voy a dejar reposar más. He leído por ahí que cuánto más se dejan, mas sequita se queda la capa externa y mejor quedan al hornearlos.

Y lo último: los macarons están muchísimo más ricos al día siguiente de haberlos hecho! Yo los probé el mismo día y luego al día siguiente (y al siguiente, y al siguiente, etc...etc…) y sin duda saben mejor al menos un día después de hacerlos. Parece que la masa de las cubiertas del macaron se asientan mejor y quedan exquisitos.


Para las fotos conté con la ayuda de mis sobrinas (qué locas están!!) Ellas son las responsables del gatito de la taza….vieron animalitos en el papel de “inspiración francés” que utilicé como fondo y en seguida se pusieron a maquinar… Mirad en esta que parece que están a punto de comerse el de nocilla que aparece en primer lugar!


Y hasta aquí mi segunda experiencia con los macarons: tengo que reconocer que esta vez me he aproximado tanto que estoy deseando repetir aplicando las cosas que he aprendido. La semana que viene viajo por trabajo a Francia y pienso comprarme unos buenos macarons para traerme a casa de muestra!

Os dejo por ahora, pero prometo volver pronto. Mil besos!   

Natalia 

13 nov. 2012

Piruletas de Chocolate


En uno de mis viajes a Albufeira encontré unos moldes muy graciosos para hacer piruletas de chocolate (y encima baratísimos, comparado con lo caro que suele ser todo lo relacionado con la repostería!). Por desgracia sólo tenían dos modelos: piruletas de flores y de corazones. Los moldes son geniales: vienen las formas de las piruletas con un palito de plástico ya encajado, de manera que hacer las piruletas es muy fácil.


Simplemente deshice chocolate (como veis blanco, con leche y rosa). El rosa son en realidad Merckens que me regaló mi amiga Julia hace un tiempo y que todavía estoy aprovechando! El chocolate con leche y blanco que yo utilizo para los bombones, las chocolatinas que luego pego a las galletas y para estás piruletas es Valor (compro unas bolsas grandes de lágrimas de chocolate en Makro).

Una vez derretido el chocolate (que por cierto, yo siempre lo había hecho al baño María, pero esta vez lo hice en el microondas y me resultó mucho más fácil y menos engorroso), se rellenan los moldes para piruleta y se elimina el exceso de chocolate con una espátula. Luego se meten los moldes en la nevera y se deja enfriar. Al cabo de unas horas se desmoldan las piruletas…y ya está. ¿A que no puede ser más fácil?

Yo monté las piruletas en esta maceta de metal que compré hace unas semanas en un bazar de los chinos. La verdad es que se pueden encontrar cosas muy monas a veces en estas tiendas para presentar lo que cocinamos!


Bueno, os dejo por ahora. Creía que iba a viajar esta semana por trabajo pero al final me lo han cancelado, así que haré cositas por las tardes y os las enseñaré muy pronto!

Natalia 

6 nov. 2012

Galletas de Inicio del Frío…


Decididamente….ya llega el frío. Está siendo un otoño lluvioso, pero también hemos pasado de temperaturas bastante agradables a un frío húmedo (por lo menos aquí en Madrid!). Y yo que soy muy friolera...ya me he puesto a hacer galletas “de frío”. Vendrán más seguro….pero aquí están las primeras!




La decoración central está hecha con fondant y un molde de silicona con formas de invierno que compré en La Tienda Americana.

La verdad es que las galletas son muy sencillas, pero quedan muy vistosas. Como siempre, se las quedaron mis sobrinos y le hicieron mucha fiesta!!

Esta semana un post cortito….pero es que estoy liada con el trabajo y otra vez con muchos proyectos personales que me tienen de un lado para otro, pero muy ilusionada. Pero no me olvido de vosotros y seguiré haciendo cosas nuevas y compartiéndolas.

Por cierto “Ratatuis”: estuve en Albufeira otra vez este fin de semana (qué manera de llover!) y encontré un bote de “Ameixas de Elvas” (unas ciruelas en almíbar que están impresionantes!).


No puedo esperar a hacer cericaia otra vez para acompañarla con las ciruelas. Para quienes visitáis mi blog por primera vez y os preguntáis de que hablo…visitad esta entrada pinchando aquí y el comentario tan cariñoso que me dejó Ratatuis (y visitad su blog, veréis que de cosas interesantes).

El Sábado aprovechamos para visitar sitios cercanos a Albufeira y nos dimos un paseo precioso por la playa de Portimão (qué bonita!). Os dejo unas fotos de algunos de los sitios que visitamos para que os ayude a relajaros…


Esto es el camino de bajada a la playa de Portimão.



Y esto es en Cabo de San Vicente:


Ay....espero que estéis tan relajados como yo ahora mismo!

Besos y prometo volver pronto con nuevas cosas.

Natalia