23 ago. 2012

Tarta de Chocolate “light”


Hola!!!!!!!!!!!!!!! No sabéis las ganas que tenía de volver a mi actividad repostera y de volver a conectar con todos vosotros!

Esta semana ya he vuelto al trabajo…y además de pleno! Nos fuimos el fin de semana pasado a Londres y el martes empecé a trabajar desde nuestra oficina inglesa. Así que mi semana de “re-entré” se me ha pasado bastante rápida! Volví anoche y esta tarde ya estaba haciendo mi primera receta de vuelta de verano.

Si, ya sé que cuando habéis leído el título de esta entrada habéis pensado que os estoy tomando el pelo, pero NO, nada más lejos de mi intención!

Esta tarta nos la puso de postre una amiga nuestra (Mónica) hace varios años durante una cena en su casa. Mónica y yo estamos siempre a régimen (ya sabéis, esos regímenes que se empiezan un lunes y terminan el martes…)


Cuando ví la tarta de chocolate, con esa pinta de engordar UN MONTÓN, pensé: ésta no es “mi Moni”! Me la han cambiado!!! La cena era en general light (Mónica cocina de escándalo y es una verdadera artista preparando la mesa y poniendo todo tipo de detalles), pero la tarta…..ay la tarta! Qué pinta de hipercalórica! Y claro, se lo tuve que preguntar. Me contó que había sacado la receta de uno de los libros de dietas de Michel Montignac (ya sabéis, sus dietas estaban de moda antes del famoso método Dukan) y que de hecho al llevar una proporción muy alta de chocolate negro, no engordaba en realidad tanto!

Y me supo tan rica, que después de comprobar que realmente era tal y como ella me decía, copié la receta.

Así que la receta es de Michel Montignac, “customizada” por mi amiga Mónica y adaptada por mí para la ocasión…  

Aparte del hecho de que “no engorde demasiado” (lo siento, no apunté las calorías por cada 100 gr.), es muy fácil de hacer. Y se puede servir con una bola de helado, con nata, crema, o con unas fresas, si la queréis mantener light.

Los ingredientes para una tarta grande son los siguientes:
10 huevos
310 gr de chocolate negro (al menos 70% de cacao)
185 gr de chocolate negro para la cobertura

Yo he utilizado la mitad de los ingredientes para hacer una tarta de tamaño mediano, y la verdad es que a no ser que tengáis una cena con muchísima gente, es más que suficiente.

Se montan las claras a punto de nieve. En un cuenco, se mezclan las 5 yemas con el chocolate previamente fundido al baño María. A esta mezcla se le añaden las claras a punto de nieve con movimientos envolventes.

Se calienta el horno y se mete el bizcocho 8 minutos a 250ºC. Se saca, se deja enfriar unos 30 minutos y se desmolda. Después se mete en la nevera unas 8-10 horas (aunque yo hoy no lo he dejado reposar tanto). Antes de servir, se cubre con una cobertura de chocolate y se decora al gusto.

Y ahora viene mi confesión: yo se lo quería hacer a mi padre, a quien le encanta el chocolate negro! Mañana es su cumpleaños, y para hacerlo más tipo tarta…tengo que confesar que lo he abierto por la mitad y lo he rellenado con mermelada de naranja! Adiós al calificativo “light”!. Las naranjas de la parte de arriba están caramelizadas con almíbar.


Espero que le guste, y aprovecho para desearle un FELIZ CUMPLEAÑOS! Y papá…aunque dices que soy “un cardo borriquero contigo”….que te quiero y admiro muchísísimo, y que no lo podías haber hecho mejor con todos nosotros. MIL GRACIAS!

Me encanta estar de vuelta! Muchos besos a mis lectores!!!!

Natalia 

11 ago. 2012

“Abierto” por Vacaciones…

Ay….si es que no lo puedo evitar!! No os vais a creer desde donde os escribo…


Exacto: ahora mismo estoy en Kuala Lumpur, después de haber pasado por Singapur. Ya os dije que nos íbamos literalmente a “la otra punta del mundo”…Nuestro viaje a Singapur tenía un objetivo especial que hemos cumplido, y luego habíamos planeado estar unos días de vacaciones reales. Y en ello estamos!

Tengo una sensación extraña: aunque me he traído el móvil, aquí estoy 6 horas por delante de España, con lo que ni enciendo el teléfono cuando me despierto. Y aunque tengo el ordenador del trabajo, estoy cumpliendo bastante bien con mi compromiso de no trabajar, así que estoy descansando un montón.



Estamos en el Shangri-La de KL, que es una maravilla de hotel, y mirad lo que me encuentro todas las mañanas cuando bajamos a desayunar:




Si lo ven mis sobrinos se mueren!! Dos fuentes de chocolate (una de choco blanco y otra negro) con fruta para hacerse brochetas con chocolate.

El surtido del desayuno es impresionante, y el trato del personal del hotel inmejorable.





Estamos paseando un montón (y eso que hace calor!), y ayer me compré esta pulsera tan mona en el "Central Market": valía la pena ver cómo te la hacía una señora completamente a tu gusto. Le compramos unas también a mis sobrinas para que vean que nos acordamos constantemente de ellas. Tengo la impresión de que a mi amiga Paqui le va a sonar familiar este tipo de "abalorio"...



Por la noche estuvimos en el mercado nocturno de KL, y cumplí con una de mis tradiciones en los viajes a Asia: comprarme un collar hecho de nardos. Aquí es muy normal hacer collares de flores (mirad los que hemos visto esta mañana en las Batu Caves). Y ojo a las escalerotas que nos hemos subido a pie...¿dónde estaba el ascensor, que no lo he visto?????




Los collares de nardos son súper bonitos y huelen de maravilla!!! Te los venden por la calle, plagaditos de flores, por menos de un euro (y eso que a mi los nardos en España, cuando los encuentro, me cuestan bastante caritos!). Ayer iba súper chula yo con mi collar de nardos! Como soy tímida….no pongo foto mía, pero sí del collar para que veáis que trabajera!


Eso si, tengo un problema….Estoy con uno de mis súper catarros: en la calle hace mucho calor y humedad y en los transportes y los sitios cerrados (hotel, restaurantes, etc) hace un frío terrible con el aire acondicionado! Así que estoy a base de Ibuprofeno y Frenadol todo el día. Y como consecuencia del catarro….no tengo mucho olfato. Así que para oler los nardos casi me tengo que meter las flores en la nariz!!! Pero prometo que si se me pasa un poco, me compraré otro collar con flores fresquitas para disfrutarlo bien antes de que nos volvamos.

La verdad es que estoy descansando mucho y disfrutando las vacaciones: me sale el Nasi Goren y el Pad Thai por las orejas, pero estoy descubriendo un montón de cosas interesantes y sobre todo me siento muy tranquilita, así que…¿qué mas se puede pedir?

En unos días…de vuelta a España y nuestra próxima parada, Londres otra vez!!

En cuanto vuelva a España prometo escribir más. Un beso enorme desde Asia!

Natalia (FB) 

1 ago. 2012

Mi última entrada antes del verano

Hoy tengo el corazón dividido: esta es mi última entrada en el blog antes de mis vacaciones, y eso me pone triste…pero pensar en “mis vacaciones”…me da un subidón!

Las últimas semanas han sido intensas: entre semana he estado muy liada con el trabajo y con temas familiares de salud (que parece que se van resolviendo) y luego todos los fines de semana (durante 5 consecutivos!) me he estado escapando de Madrid, y aunque no lo parezca, eso también es cansado. No he tenido mucho tiempo de recuperarme.

Así que cuando me imagino las vacaciones…2 semanas de no madrugar y de no pensar en nada más que en disfrutar y descansar…me entra una alegría tremenda! Y encima este año tenemos por delante un PLANAZO: nos vamos literalmente a la otra punta del mundo!

Y en lo que se refiere a la repostería, esta semana final no ha sido muy diferente a las anteriores: el trabajo y el estar pendiente de los temas de salud, me han impedido hacer nada innovador. Sí que he hecho algún bizcocho (2 en concreto...) y algunas palmeritas (que ya tiene mérito encender el horno con este calor!!), pero nada nuevo que compartir con vosotros.

Eso si: mi amiga Esther me ha regalado unas revistas preciosas traídas directamente de su estancia en Edimburgo, que ya me estoy estudiando convenientemente. Y prometo hacer algunas de sus recetas en cuanto vuelva de vacaciones. Hay que ver lo que me gustan las revistas y libros de postres!


Pero es que mirad qué cosas tan impresionantes traen! Y súper bien explicado. Casi que ya estoy deseando volver para ponerme manos a la obra!!



Y mirad estos cupcakes de manzana y canela....creo que van a ser los primeros que haga:


Bueno, pues ahora sí que ha llegado el momento de despedirme…Prometo volver (a lo mejor incluso antes de lo que os imagináis!). Espero que tengáis unas estupendísimas vacaciones y que no os olvidéis de “500 Galletas y Más”. Yo seguro que no me voy a olvidar de vosotros.

Un beso súper GRANDE!

Natalia